diciembre 24, 2007

“Las hospederías hacen agua” (o “El batacazo de la Red de Hospederías y la obstinación de la Junta”)

Posted in Plataforma a 1:32 pm por la Plataforma

«Les pusimos un bombón en la boca, pero a las empresas les corresponde partirse el pecho», afirma Francisco Sánchez Lomba, ex director general de la Junta de Extremadura, responsable de Turismo cuando la región apostó por crear la Red de Hospederías, establecimientos de calidad en entornos rurales. Casi una década después ¯las de Monfragüe y Jerte abrieron en 1999¯, han tenido problemas de gestión, expedientes de regulación de empleo o las empresas adjudicatarias, simplemente, lo han dejado. El paraguas de la sociedad pública Gebidexsa cubrirá a principios de 2008 seis de los ochos establecimientos existentes porque, según anuncia el actual director general de Turismo, José Villa, también se ha llegado al acuerdo de asumir la Hospedería de Garrovillas de Alconétar.

La idea de abrir estos hoteles de cuatro estrellas reunía varias virtudes. Servían para recuperar un patrimonio difícil de conservar o en franco deterioro (sólo Monfragüe es de nueva construcción); crear empleo en localidades pequeñas (se obliga a un nivel de contratación de trabajadores del municipio); y facilitar la presencia del turismo en entornos rurales a los que no llegan los Paradores. El auge del turismo cualquiera que fuese el apellido (rural, de interior, cultural, de descanso) venía a apoyar esta iniciativa que, aun hoy, no se cuestiona del todo.

Al contrario, se coincide en que las inversiones de la Junta, 21,6 millones de euros (3.500 millones de pesetas) han dejado unos magníficos edificios en lugares de gran valor patrimonial y paisajístico. ¿Por qué entonces no triunfan las Hospederías?

Los edificios son bonitos, sí, pero no perfectos y con una arquitectura que limita la rentabilidad al permitir pocas habitaciones.

Hace dos semanas, Jesús Díaz Franco, presidente de Proturex, empresa que hasta ahora ha explotado la Hospedería Puente de Alconétar, solicitaba la ayuda de la Junta para acabar con humedades y otros defectos derivados de que ésta y otras Hospederías se asientan en inmuebles históricos con varios siglos de existencia. «El edificio es precioso, pero es imposible rentabilizar un hotel de cuatro estrellas con sólo 20 habitaciones y sin salones para bodas o eventos», asegura. Proturex, que también gestiona la de Orellana, hizo en noviembre una regulación de empleo de siete trabajadores.

La esperanza de Proturex cuando pujó por Garrovillas era la construcción futura de apartamentos turísticos que complementaran la Hospedería. El proyecto se ha venido abajo.

Lo mismo ha sucedido con la UTE que desde el año 2001 explotaba la Hospedería de Hervás, también en un edificio histórico, aunque en un enclave más turístico. Y lo mismo ha pasado con Jerte. De ambas ha desertado el sector privado, obligado en parte por la Junta tras detectar bajos niveles de calidad.

«Se puede aceptar, hasta cierto punto, que una Hospedería no sea rentable, pero en turismo lo que no se puede permitir es dar mala imagen, porque se daña también a Extremadura. Y aunque las Hospederías tenían gestión privada, el ciudadano las identifica con la Junta, nos mandan a nosotros sus quejas y, en cierto modo, tienen razón, es verdad que somos en última instancia los responsables», reflexiona José Villa.

Las empresas adjudicatarias de los hoteles abonan a la Administración regional un canon anual de 24.000 euros (el doble en Monfragüe, la mitad en Orellana), con revisiones del IPC; y un 10% de los beneficios. A la vista de los resultados, las condiciones han sido insalvables para las empresas, que no han aguantado los 10 años por los que se hace la concesión, con posibilidad de prórroga hasta 15.

Además, como las hospederías no dejaban beneficios, las empresas han ajustado sus plantillas al máximo, de tal forma que el servicio prestado al cliente que llega a un cuatro estrellas se ha resentido. Y para el mantenimiento de los edificios siempre hay tiras y aflojas entre las empresas y la Junta para dilucidar si se trata de defectos de estructura o de uso.

Deudas

Monfragüe, foco de atracción turística de Extremadura, tampoco se ha librado de los problemas. En junio de 2006 cerró. La UTE que lo gestionaba dejó una deuda de 120.000 euros a la Junta, que reabrió la Hospedería cuatro meses más tarde. En este caso, valga la paradoja, el vanguardista edificio construido, que tardó cuatro años en estar listo, se esgrime como razón de las dificultades de explotación del hotel.

A las limitaciones arquitectónicas, el canon anual, la necesidad de mantener unos costes fijos por ser de cuatro estrellas y su ubicación en localidades pequeñas, con precios caros para los residentes, que tampoco pueden sostener el negocio, se une otra razón: el turismo en Extremadura no ha crecido todos los años.

Según cifras del INE, en 1999 la región ya tuvo 1.087.071 visitantes en 2001, luego descendió y 2006 cerró con 1.113.056. Una subida del 2,3% en un lustro.

«Los fines de semana te defiendes, el resto de los días, no», reconoce el responsable de Proturex. Díaz Franco, no obstante, ve interesante la mayor implicación de la empresa pública en la Red de Hospederías. «Uno de los defectos es que no se han logrado unas señas de identidad propias porque cada establecimiento va por su lado. Paradores las tiene porque gasta un dinero colosal en promoción conjunta».

Además de Orellana, la única de tres estrellas, sólo se mantiene en manos privadas la Hospedería ‘Hurdes Reales’ , que desde 2002 explota el Grupo Río (reforzado con el Grupo Husa). La Junta reconoce que es la única que va bien. Tras el cambio de modelo, Gebidexsa explota desde su apertura en 2003 las Hospederías de Alcántara y Llerena. La Junta no renuncia a estos establecimientos y tiene en marcha los de Alburquerque y San Martín de Trevejo, en la Sierra de Gata, que abrirá dentro de un año. Para 2008 se han reservado otros 14 millones para la construcción de otras dos Hospederías, una posiblemente en la comarca de La Serena.

(Comentarios aparacidos en el hoy respecto a este artículo)

Leyendo este artículo, aparecido en el Hoy del domingo 23 de diciembre, se plantean numerosas preguntas. Si una de las ideas centrales de la creación de la red de hospederías es el recuperar un patrimonio difícil de conservar o en franco deterioro, ¿Por qué ese empeño en construir una hospedería en uno de los castillos mejor conservados de España?, ¿No sería mejor restaurar otro edificio de los varios en deterioro que existen en Alburquerque?. Si no hay dudas de que la red de hospederías no está dando los resultados esperados, ¿No sería más inteligente el replatearse ese proyecto y buscar alternativas, y no seguir obcecado en continuar un proyecto que no ha dado ningún resultado positivo?. Si fuéramos nosotros los encargados de gestionar los más de 6 millones de euros que la Junta pretende gastarse en transformar el Castillo de Luna en hospedería, ¿Nos arriesgaríamos a gastarlos en la construcción de una hospedería o buscaríamos otras inversiones más beneficiosas para nuestro patrimonio y con mayor creación de puestos de trabajo?.

Da la impresión de que la decisión de construir la hospedería del Castillo de Luna es una decisión política, tomada con la intención de dar un empuje a la red de hospederías. En esta decisión lo que menos se ha tenido en cuenta ha sido la conservación del patrimonio (que sufrirá un duro golpe), y la promoción del empleo en una región tan deprimida como la Comarca de Los Baldíos (¿Cuántos puestos de trabajo se podrían crear con más de 6 millones de euros?).

Rectificar es de sabios, no de políticos, como bien es sabido. Aunque la vida puede dar muchas sorpresas.

Anuncios

1 comentario »

  1. Quemasda said,

    Sres… es muy facil,… simplemente habria que haberles dado esas Hospederias a empresas Tursiticas y Hoteleras y NO a INMOBILIARIAS Y PROMOTORAS… en que cabeza cabe??? … es como si se le encarga un cuadro a un encofrador ( con todos mis respetos a ambas profesiones).
    Ayssss, cuesta exactamente lo mismo… hacer las cosas mal que bien, exactamente lo mismo. Por favor, pensemos con la cabeza y no con el bolsillo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: