noviembre 25, 2008

Contra nadie; sólo a favor de ¡ADEPA!

Posted in General a 5:36 pm por la Plataforma

Como alburquerqueño en la diáspora, quisiera dirigirme a esta Asociación, en general, y a su Junta Directiva, en particular.

  Vaya de antemano todo mi respeto, mi admiración y mi apoyo más incondicional. Yo me siento, aunque en la lejanía, identificado con ella y con su lucha, y como alburquerqueño quiero darles las gracias y animarlos  para que continúen su oposición a la construcción de la Hospedería en nuestro Monumento más identitario. Quiero agradecerles lo que están haciendo por aquellos que no podemos, aun queriendo estar, para ayudar, aunque sólo fuese en presencia física. También por aquellos que pudiendo  no están; quisiera pensar que por timidez, y no por los miedos del pasado. ¿O sí?

  Los que tenemos cierta edad recordamos la formación de jornaleros delante de la baranda de la plaza de España, en el  tramo que va desde el bar  Macareno hasta el de Cacharro, hoy papelería Maribel, con el pecho henchido, la mirada sumisa y la sonrisa abierta para así ver quién era el más fuerte, el más humilde de espíritu y el más saludable. Hoy, al parecer, sólo han cambiado las formas; el fondo sigue siendo el mismo.

   Yo os sigo animando para que continuéis, que no estáis solos. No es nada  fácil hacer lo que estáis haciendo. En una gran ciudad es mucho más fácil.

  Tú te manifiestas por la calle, llevas tus pancartas reivindicativas, tu megáfono repitiendo consignas, llegas y te plantas delante del Ayuntamiento. Si has pedido el permiso oportuno, te cortan la calle y continúas ejerciendo tu derecho a manifestarte, y a decirles a los políticos que los ciudadanos tenemos derecho a decidir sobre aquello que, por proximidad, nos afecta directamente, ya que no sólo votar cada cuatro años es democrático. Una vez acabada la manifestación, se recogen las pancartas. A los cinco minutos, te has mezclado con la muchedumbre, te conviertes en una persona anónima y sigues con tu vida cotidiana, sin que nadie te señale con el dedo.

  En el pueblo eso no es posible, ya que por donde vas te siguen con la mirada a veces cortante o, hacen como que no te ven. Si tienes hijos pequeños, es posible que los otros niños los increpen (los niños como tales son muy crueles); te pueden rayar el coche; apedrear tu casa; e, incluso, te pueden decir que los inviernos son muy largos; que tienes una familia que mantener; y, posiblemente, más cosas. Pero, lo peor de todo esto es que posiblemente te enfrentes a tus vecinos, a tus amigos e, incluso, a familiares. Todo eso por ejercer vuestro derecho democrático a oponeros (posiblemente a la candidatura que muchos de vosotros disteis vuestro voto) a un proyecto que vulnera la Ley de Patrimonio, el de todos.

  “Chapó y chapó” por vuestro ejemplo, esfuerzo y tesón. Pero eso también comporta hacer frente a unos gastos, a los que, según mi modesta opinión, deberíamos contribuir todos aquellos que estemos en contra de la expoliación del emblema más preciado de Alburquerque y a favor de la oposición al proyecto que está ejerciendo ADEPA.

  Creo que  deberíais de solicitar la publicación del número de vuestra cuenta bancaria a los medios de comunicación de Alburquerque, tanto a los hablados como a los escritos, sobre todo los últimos: las revistas La Glorieta y Azagala, ya que éstas llegan a muchos alburquerqueños repartidos por España y fuera de ella. De esta forma, tendríamos la oportunidad de colaborar económicamente, bien haciendo aportaciones esporádicamente o haciéndonos socios y pagar una cuota mensual. También deberíais publicar vuestra Web y  E-mail: la primera debe ser “el libro gordo” de la  Asociación, en la que se informe de todo, no debe de quedar nada por introducir, también utilizar los medios escritos comentados no todos tendrán acceso a Internet; el E-mail, o correo electrónico, para tener una agenda de socios y colaboradores a los que informar particularmente, si lo consideraseis necesario. También para solicitar adhesiones, solicitando firmas de apoyo, en el cual cada uno se  identifica con su E-mail, su nombre y su DNI; de esta forma, podríais publicar las adhesiones que tenéis, tanto las solicitadas físicamente como las recibidas por correo electrónico. Pedid ayuda y seguro que la tenéis. Comprobareis que no estáis solos. Pero, tened claro que sin divulgación, no hay ni concienciación ni colaboración.

  Gracias  por vuestra generosidad.

 (Posdata: Si por este escrito alguien se siente ofendido o aludido le pido disculpas; no ha sido mi intención ni ofender ni aludir a nadie).

 

José Rubiales

 

 Carta enviada al último número de la revista Azagala

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: