mayo 23, 2009

VEINTE PETICIONES A LA CONSEJERÍA DE CULTURA

Posted in General a 7:49 am por la Plataforma

VEINTE  PETICIONES A LA CONSEJERÍA DE CULTURA PARA EL ESTUDIO DEL PATRIMONIO EDIFICADO E INTRODUCIÓN DE MEJORAS EN LAS INTERVENCIONES DEL PATRIMONIO HISTORICO Y CULTURAL DE EXTREMADURA

 1.- Todos los proyectos de rehabilitación del patrimonio promovidos por las Administraciones Públicas deben ser visados por el Colegio de Arquitectos de Extremadura a fin de aumentar la calidad, competencia y profesionalidad de los trabajos y garantizar las actuaciones de que va a ser objeto el bien histórico.

 2.- Los proyectos de intervención y rehabilitación del patrimonio que afecten a inmuebles catalogados como BIC,  los que formen parte del inventario de la Dirección General de Patrimonio Cultural, Edificios monumentales: Iglesias, palacios, conventos y castillos, y todos aquellos con un valor cultural reconocido, deberán ser sometidos a un periodo de exposición pública determinada, con su correspondiente anuncio en el DOE, a efectos de que puedan ser examinados por la ciudadanía con carácter previo a su aprobación, siguiendo el modelo y proceder de otras Consejerías o áreas: Urbanismo, Vivienda, Carreteras, Etc.

 3.- Los Estudios Históricos que afecten a edificios objeto de intervención deben de estar en poder de la Consejería de Cultura, antes de realizar el encargo de redacción del proyecto de obras, para revisarlos previamente y garantizar que los mismos sean correctos y así mismo puedan ser útiles a los arquitectos.

 4.- Los Estudios Históricos que afecten a edificios objeto de intervención deberán estar elaborados, con una cierta calidad y rigor científico, y responder a la problemática que plantean la propias las intervenciones; no se trata de acompañar un mero relato histórico. Por ello, para que los Estudios Históricos sean útiles y acordes con las líneas de investigación actuales, deben responder a un Programa Metodológico que contenga los siguientes trabajos:

01.-    Estudio de Estratigrafía y Lectura Muraria.

02.- Estudio Mensiocronológico de elementos arquitectonicos y Estructuras.

03.-    Estudio Cronotipológico de elementos arquitectónicos y materiales de construcción.

04.-  Otros Estudios Arqueométricos, físicos o químicos opcionales derivados de las características y necesidades del bien.

05.-  Estudio de Investigación Histórica basado en fuentes escritas, orales, gráficas o documentales, referidas de manera directa a aquellos aspectos específicos y elementos del bien sobre los que se actúa, evitando estudios de erudición y vagas generalizaciones

06.-  Trabajo de Documentación gráfica, fotográfica y de fotogrametría en su caso, que recoja de forma detallada y minuciosa el estado actual del bien sobre el que se va a intervenir.

 5.-   Las excavaciones arqueológicas deben ser acometidas con posterioridad a la realización de los estudios de estratigrafía y lectura muraria, a fin de poder relacionar  estratificaciones, secuencias, tipologías y usos del edificio, de lo contrario esta información se pierde. La actividad arqueológica no está basada en recuperar objetos sino información.

6.- Todas las  obras de intervención y rehabilitación del patrimonio deben contar con un Plan de prevención de daños al patrimonio y su correspondiente evaluación, que incluirá prevenciones generales sobre el patrimonio, y las específicas que identifiquen y protejan directamente los elementos patrimoniales,  que conforman el bien sobre el que  se actúa.

 7.- Todas las obras de intervención y rehabilitación del patrimonio en Extremadura, tras su finalización y puesta en valor, deben contar con un Plan de Uso y Gestión que recoja con detalle toda la información relacionada con la valorización del bien, de tal forma que se prevea y asegure su protección, conservación y uso, a cargo de las personas que gestionen el bien en el futuro

 8.- Todas las  obras de intervención y rehabilitación del patrimonio deben contar con un Proyecto de Impacto ambiental para estudiar y proteger la fauna y hacer compatible su hábitat con la conservación del bien histórico: primillas, aves insectivoras, etc. los impactos provocados por los proyectos de iluminación, y otras instalaciones. Se contratarán los servicios de un técnico  medioambiental que redacte el proyecto señalado y seguimiento del mismo.  

 9.- Con independencia del encargo de estudios de cualquier bien histórico, en todas las obras de intervención o rehabilitación que afecten a un bien patrimonial arquitectónico es necesario contratar un arqueólogo, con especialidad en arqueología de la arquitectura, durante el transcurso de las mismas, a efectos de completar los estudios arqueométricos, con las aportaciones que proporcionan las obras, y otras tareas como: Seguimiento arqueológico. Seguimiento y Evaluación del plan de prevención de daños al patrimonio, colaboración para la redacción del Plan de Uso y Gestión, y evitar lo que se observa en muchas rehabilitaciones: ver a los obreros de empresas constructoras excavar a pico y pala y destruir elementos que se deben proteger

 10.-  La Consejería de Cultura debe prohibir el llagueado, rejuntado y revestimiento de fachadas de edificios catalogados BIC, y de carácter arqueológico, por tratarse de intervenciones lesivas, que destruyen el valor Arqueológico, histórico y cultural del patrimonio edificado.

     Las protecciones y revestimientos deben reducirse a superficies horizontales expuestas. Los recrecimientos y rellenos de huecos deben delimitarse y distinguirse con encitados. Mantener la cal original y limitar la cal nueva a los recrecimientos. Todos los paramentos objeto de intervención deben de contar con un estudio fotográfico previo y posterior a la intervención.

 11.- La Consejería de Cultura debe crear dentro de sus servicios una sección de Arqueología de la Arquitectura, destinada a supervisar los proyectos e intervenciones que afecten al patrimonio edificado, con especial atención al de época medieval y moderna: Iglesias, conventos, palacios, castillos, etc. así como los Estudios documentales, fotogrametrías, análisis, y resultados para garantizar que el estudio y documentación del patrimonio edificado, así como que la puesta en valor de un Bien se realice con las máximas garantías posible

 12.- Para suplir las limitaciones que ha ocasionado la falta de especialidades de Arqueología medieval y Arqueología de la Arquitectura en nuestra región, es necesario que la Consejería de Cultura impulse cursos de Arqueología de la Arquitectura siguiendo el ejemplo de otras Comunidades Autónomas.

13.- En la gestión del Patrimonio debe primar ante todo la Investigación y la Cultura; cuando en las intervenciones y rehabilitaciones se coarta y desdeña la investigación histórica, la puesta en valor de ese bien cultural es imposible, resulta un fracaso, con lo cual la actuación sobre el patrimonio se reduce a una iniciativa que se convierte sólo en construcción y  propaganda.

Cuando se da prioridad a las empresas constructoras, y al ímpetu de reparar el mayor número de monumentos en el mínimo tiempo posible, a costa de menospreciar el estudio y la investigación, y reducirlas lo máximo posible, la gestión del patrimonio se convierte en especulación empresarial y se propicia la destrucción de los bienes culturales.

 La excusa de intervenir con urgencia en un monumento, porque este se cae, obviando su estudio, es pura demagogia en los tiempos actuales. A nadie se le ocurre construir un puente, sin realizar un estudio y los cálculos debidos, sólo porque es urgente unir dos orillas.

 La intervención y rehabilitación de un bien histórico y cultural, ha de conllevar su puesta en valor con las máximas garantías posibles,  por ello,  la finalidad de la Consejería de Cultura debe siempre, priorizar el estudio del patrimonio con los métodos más actualizados posibles, y no anteponer el impulso indiscriminado de obras y la defensa de los intereses de las empresas de construcción, ya que esto perjudica gravemente al patrimonio. Por esta razón la gestión del patrimonio corresponde a la Consejería de Cultura y no a la de Fomento, la diferencia cualitativa, es pues  muy clara.

 14.- La  promoción y apoyo a los grupos de investigación en materia de patrimonio histórico debe ser unos de las principales retos que debe promover y auspiciar la Consejería de Cultura. Al igual que han surgido grupos de investigación en torno a varios proyectos: Los primeros Pobladores, el Periodo Orientalizante, la Arquitectura Clásica, etc. promovidos principalmente por Investigadores e instituciones,

El estudio e intervención sobre el patrimonio edificado medieval y moderno debe encuadrarse y relacionarse con las líneas, iniciativas y grupos de investigación que trabajen en temas relacionados con el patrimonio de la región sobre el que se va a actuar o rehabilitar: Arqueología de la Arquitectura, Tipología Arquitectónica, Funcionalidad, técnicas, materiales, etc.

 15.- Deben de constituirse comisiones de asesoramiento en las que se integre la Universidad de Extremadura en especial los departamentos de Historia Medieval, Moderna, Hª del Arte y Arqueología, así como otras Instituciones e Investigadores para articular las líneas de investigación y  transferencia de conocimientos en todo lo relacionado con el patrimonio edificado y el estudio sobre las técnicas, economía y cultura de las sociedades del pasado.

 16.- Es muy urgente crear en Internet un fichero arqueométrico de los elementos y estructuras del patrimonio edificado que se rehabilita, para investigar y conocer la evolución morfológica, movimiento y dispersión de las técnicas, ideas y artistas de época medieval y moderna en Extremadura. Después de una rehabilitación es imposible y muy difícil,  estudiar un bien histórico y cultural.

17.- Las excavaciones arqueológicas que afecten a edificios del periodo medieval y moderno deben también responder a un programa de estudio e investigación de las culturas y sociedades del pasado en Extremadura, integrarse por tanto dentro de grupos de investigación, o en iniciativas individuales de tesis doctorales.  El desvelo de la Junta de Extremadura por dar prioridad a las obras y a los intereses de las empresa constructoras, están dando como resultado excavaciones arqueológicas, que se están convirtiendo en vaciados de edificios,  programadas  en  los proyecto de obras.

 18.-   No se puede confundir y aplicar el concepto de excavación de urgencia o arqueología urbana a los programas de rehabilitación del patrimonio, porque es un error que perjudica la investigación y el estudio de los bienes culturales.

Una cosa es excavar yacimientos afectados por obras de infraestructuras o construcción de viviendas en las propias ciudades y otra darle la misma consideración, cuando afectan a un Bien de interés cultural, donde la urgencia debe ser el estudio y la investigación y no someterlos a excavaciones apresuradas, cuya finalidad es priorizar las obras de rehabilitación; ya que provocan daños muy graves sobre el patrimonio y  la actividad arqueológica.

 Con tanta precipitación las empresas de arqueología terminan por anteponer el interés empresarial, al valor y necesidades de los propios monumentos históricos.

Antes de proceder a la excavación de un edificio es necesario realizar de forma previa los estudios arqueométricos  y disponer de la estratigrafía muraria

 19.-  La Junta de Extremadura debe adjudicar por separado Obras y Excavaciones Arqueológicas, dado el enorme perjuicio que está causando al patrimonio arqueológico extremeño.

Por una parte resulta incongruente que se adjudique una excavación arqueológica a una empresa de construcción, cuando esta a su vez,  la tiene que subcontratar de nuevo, y los casos resultan más graves, cuando estas  excavaciones no afectan a las obras o zonas objeto de rehabilitación.

Es como si al realizar obras en el recinto exterior de Maltravieso le adjudicaran a la empresa constructora también las excavaciones del interior de la cueva, para que éstos a su vez las subcontratasen de nuevo a la empresa que mejor oferta les hiciesen, o como si al restaurar el Teatro Romano de Mérida o de Medellín le adjudicaren la excavación arqueológica a la misma empresa constructora para que éstos la readjudicasen a su vez.

La realidad demuestra que las excavaciones que afectan a inmuebles de gran valor histórico y cultural, la dinámica de trabajo debe depender de las necesidades del bien y no de los de la empresa constructora, máxime cuando la urgencia, en este tipo de intervenciones, no debiera existir.

La arqueología y el patrimonio medieval en Extremadura está siendo tratado muy injustamente por la mala gestión y planificación del patrimonio cultural, y al final este desconcierto redunda siempre en beneficio de la especulación empresarial.

La Consejería de Cultura y la Consejería de Hacienda deben modificar este procedimiento separando las adjudicaciones para evitar el grave perjuicio que se está causando al patrimonio histórico extremeño.  

FEDERACION DE ASOCIACIONES PARA LA DEFENSA DEL PATRIMONIO HISTORICO Y CULTURAL DE EXTREMADURA

Anuncios

1 comentario »

  1. José Rubiales Palomo said,

    Enhorabuena Federación, a esto se le dice empezar atacando, claro que con buestra defensa quién dijo miedo.
    Esto pinta bién chicos pero tened cuidado con los halagadores, cuervos, malas hiervas y manzanas podridas, confiad mucho entre vosotros y mucha paciencia.
    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: